Directrices para la evaluación de los riesgos ambientales derivados del uso de rodenticidas

El uso de rodenticidas para controlar las poblaciones de ratas y ratones, aunque es necesario, está asociado con un alto riesgo ambiental. La ECHA ha actualizado su documento de guía para evaluar el riesgo medioambiental de los biocidas rodenticidas (TP14), en sus diferentes usos y para todas las etapas relevantes del ciclo de vida del biocida, para darle un carácter más práctico.

Los denominados documentos de escenarios de emisión (ESDs, por sus siglas en inglés) se utilizan para estimar la liberación de biocidas (o materiales tratados) al medio ambiente y evaluar la exposición a estas sustancias potencialmente nocivas. Son pues una herramienta importante dentro de los procesos de autorización de sustancias y productos biocidas en la UE.

En el caso de los biocidas TP14, los rodenticidas, la ECHA acaba de publicar una nueva versión de su ESD para estos biocidas, que responde a la necesidad de desarrollar un documento más práctico y orientado a los usos que se hacen de estos productos.

El resultado de la revisión es un documento con información recopilada sobre el uso y la emisión ambiental actual de los biocidas TP14,  obtenida a través de cuestionarios dirigidos a las Autoridades Competentes evaluadoras de los biocidas en Europa, la industria de los biocidas, empresas de control de plagas, asociaciones del sector, auditores y administración pública.

El objetivo de un cuestionario dirigido a las autoridades competentes evaluadoras y la industria era obtener información sobre la actitud de los participantes en procesos de evaluación de biocidas rodenticidas respecto a la metodología existente para evaluar las emisiones ambientales. 

Por otra parte, se desarrollaron tres cuestionarios para empresas de control de plagas, asociaciones, auditores y administración, dirigidos a conocer las experiencias de control de roedores en distintos espacios; el alcantarillado, sistemas de esclusas (sumideros o compuertas), dentro y alrededor de edificios, asi como en áreas abiertas (incluyendo vertederos). Además, se realizó un cuestionario a los mismos grupos objetivo, preguntando sobre el uso de espumas de contacto y líquidos para el control de roedores.

Uso de rodenticidas en sistemas de alcantarillado

Respecto a las aplicaciones de rodenticidas en los sistemas de alcantarillado, en la nueva versión del ESD para biocidas TP14 se definen nuevos subescenarios y se modifican los parámetros del original. Dado que los rodenticidas se aplican en sistemas de aguas residuales, aguas mixtas y alcantarillas pluviales, se hace una distinción entre los tres tipos de sistemas de tuberías, en relación con las tasas de descarga de efluentes y la descarga final de aguas.

La rata común (Rattus norvegicus) es la única especie de roedor que habita en las alcantarillas. Según los cuestionarios, las infestaciones de ratas en el alcantarillado se controlan dentro de los tres sistemas de alcantarillado mencionados y, según los cuestionarios, el control se realiza con idénticos ingredientes activos,  formulaciones y técnicas de aplicación en los tres casos. Predominantemente, se aplica cebo en bloques o cebo en bolsas, que no se suelen colocar en estaciones sino que se cuelgan. La colocación de cebos de grano suelto es mínima, lo que indica el reconocimiento de que este tipo de cebo no debe usarse en sistemas de alcantarillado, ya que puede caer fácilmente en el agua.

La principal via de emisión tiene lugar en la fase de vida útil del rodenticida y está dominada por la ingestión oral de cebos por las ratas y las emisiones indirectas a través de sus cadáveres, orina y heces. También se producen liberaciones involuntarias significativas debidas a derrames durante la aplicación y posteriormente por los roedores.

Más adelante en la fase de uso, las liberaciones involuntarias ocurren por la desintegración de los cebos restantes. De acuerdo con el 42% de las respuestas dadas (22 positivas de 53 respuestas), en general los cebos no se colocan, o solo en parte, por encima de la marca de inundación o de nivel alto del agua. El 34% de los encuestados afirmó que puede suceder que el agua se lleve los cebos. Por lo tanto, otra fuente de emisiones involuntarias es el transporte de cebos en el agua.

Uso de rodenticidas dentro y alrededor de edificios

Los roedores comensales como las ratas comunes (Rattus norvegicus), las ratas negras (Rattus rattus) y los ratones domésticos (Mus musculus)  se han adaptado perfectamente a vivir dentro y alrededor de los edificios. Debido a que las infestaciones de roedores ocurren dentro y fuera de los edificios, ambos entornos de aplicación están considerados en el ESD.

De acuerdo a las respuestas obtenidas, el ratón doméstico es la principal especie a controlar en interiores, ya que su comportamiento natural con frecuencia está restringido al ambiente interior. En cambio, las ratas anidan principalmente en el exterior y se desplazan a los interiores en busca de alimento. Por lo tanto, las emisiones producidas por ratas envenenadas al consumir cebos en interiores y que mueren fuera de los edificios deben también tenerse en cuenta.

Las formulaciones más utilizadas son los bloques de cera, cebos en bolsas, pastas y pastas en bolsas. Las espumas de contacto se emplean con menor frecuencia, en interiores y exteriores. Sin embargo, según recientes dictámenes de la ECHA para la renovación de sustancias activas rodenticidas, las formulaciones de contacto solo deben autorizarse para su uso en interiores.

Según el 75% de las respuestas, los rodenticidas se aplican en cajas de cebo resistentes a la manipulación, mientras que alrededor del 25% de las respuestas revelaron la aplicación de cebos ocultos inaccesibles, sin estaciones o cajas de cebo.

La exposición del medioambiente en el control de infestaciones en exteriores puede producirse por emisiones directas del rodenticida al suelo si los cebos se colocan alrededor de edificios en terreno no pavimentado, o en terreno pavimentado con drenaje que conduce al sistema de alcantarillado. En el caso de los tratamientos en interiores, la exposición medioambiental puede producirse mediante la limpieza de superficies que entran en contacto con los rodenticidas, mediante derrames producidos por los roedores o cuando éstos transportan el cebo a áreas externas.  

Emisiones indirectas se producirian a través de los cadáveres, orina y heces de ratas y ratones.

Uso de rodenticidas en áreas abiertas

Este escenario cubre el control de roedores en áreas abiertas, como campos de cultivo, parques públicos o campos de golf, para evitar molestias o por motivos de higiene pública. Las especies de roedores controladas en áreas abiertas son predominantemente ratas comunes y ratones de campo.

En áreas abiertas se aplican predominantemente cebos en bloques o en bolsas, así como pastas (sueltas o en bolsas). La colocación de cebos sueltos es de menor importancia, según los resultados de la encuesta.

Las cajas de cebo resistentes a la manipulación se emplean en la mayoría de los casos, sin embargo en menor medida que en el uso en / alrededor de edificios. En comparación con el 75% de las respuestas positivas recibidas para el uso en / alrededor de edificios, solo el 66% de los encuestados usa cajas de cebo resistentes a la manipulación para aplicaciones en áreas abiertas. En el 34% de los casos, los cebos están ocultos en lugares no accesibles para humanos y especies no objetivo.

De acuerdo con el 77% de los encuestados, el uso de rodenticidas en las madrigueras de roedores, en áreas abiertas, es una práctica común. Sin embargo, la aplicación directa de cebos en madrigueras no está autorizada en todos los países europeos. Aunque este escenario no refleja un uso común, se mantiene en el ESD, ya que el modo de aplicación está establecido y las emisiones representan una situación de peor caso realista.

Si los cebos se colocan en las estaciones / cajas de cebo, básicamente se considera el mismo escenario de exposición que en la aplicación de rodenticidas alrededor de los edificios, en terrenos no pavimentados.

La principal via de emisión al suelo se produce cuando las formulaciones de cebo suelto,  como el grano impregnado, se aplican directamente en los agujeros o madrigueras de los roedores. Para los productos aplicados en estaciones o cajas de cebo, las emisiones al suelo que rodea el punto de cebo son la via de liberación al suelo predominante.

Debe considerarse la posibilidad de que el cebo puede atraer a otros mamíferos o aves, que pueden intoxicarse. Existe también riesgo de envenenamiento secundario cuando se aplican cebos sólidos (aplicados en madrigueras o ubicados en estaciones / cajas de cebo) en áreas abiertas. Los depredadores, mamíferos y aves, pueden consumir roedores envenenados o invertebrados envenenados, por lo que el riesgo de envenenamiento secundario debe evaluarse.  

Emisiones indirectas se producirian a través de los cadáveres, orina y heces de los roedores.

Otros escenarios

El documento incluye también directrices para la evaluación de otros escenarios posibles de exposición del medioambiente a los rodenticidas. Por ejemplo, los vertederos, donde el suelo es el principal compartimento  receptor de las emisiones de biocidas, ya sea por derrames o por transporte  a través de los roedores y se considera que las emisiones al suelo pueden dar lugar a contaminaciones de aguas subterráneas. La exposición indirecta se produce mediante los cadáveres, orina y heces de los roedores.

Se recogen también los escenarios de exposición para las aguas subterráneas. Las sustancias activas rodenticidas pueden transportarse verticalmente a los acuíferos o incluso al agua subterránea al entrar en el compartimento del suelo. Por lo tanto, se introduce en el ESD revisado orientación sobre la evaluación de las concentraciones locales de rodenticidas en aguas subterráneas.

En principio, existen dos rutas para las emisiones: en primer lugar, la ruta a través de lodos procedentes de las EDAR  si los rodenticidas entran en las plantas de tratamiento de aguas residuales, y en segundo lugar, la ruta de exposición directa de los suelos, que puede ocurrir a través de emisiones directas e indirectas al suelo.  La evaluación de las concentraciones de agua subterránea debe realizarse para la aplicación de cebos sólidos y líquidos. 

FUENTE: higieneambiental.com 

Empresas

Más de 10 años formando a empresas
y profesionales del sector.
Descubre que empresas se han formado
en nuestro centro.

Quienes Somos

Centro Estudio de Ciencias
C/ Castelar, 21
Navalmoral de la Mata - Cáceres
Tel: 666 39 30 41
Email:  formacionbiocidas@gmail.com

Mapa