CAMBIOS importantes en el USO de RODENTICIDAS ANTICOAGULANTES:
 
En relación a los cambios introducidos en las resoluciones de autorización de los rodenticidas anticoagulantes (en aplicación del Reglamento (UE) Nº 528/2012), debes tener en cuenta que antes de la utilización/aplicación de un producto es fundamental leer detenidamente las instrucciones de uso y las medidas de mitigación del riesgo recogidas en la resolución del Ministerio de Sanidad. 
 
 
Es obligatorio:

1. Usar el producto como parte de un plan integral de control de plagas,
incluyendo, entre otros, medidas de higiene y, cuando sea posible, métodos
físicos de control.

2. No usar el producto como cebo permanente para la prevención de
infestaciones de roedores o para monitorizar la actividad de los roedores.
3. No utilizar el producto más de 35 días sin una evaluación del estado de la
infestación y de la eficacia del tratamiento.

4. Etiquetar los portacebos con la siguiente información: “no mover o abrir”;
“contiene un rodenticida”; “nombre del producto o número de autorización”;
“sustancia(s) activa(s)“; “en caso de accidente, llame al SERVICIO DE
INFORMACIÓN TOXICOLOGICA (Teléfono 91 562 04 20)“.

5. Colocar los portacebos fuera del alcance de los niños, pájaros, mascotas,
animales de granja y otros animales no objetivo.

6. No aplicar en áreas donde los alimentos/piensos, bebidas, utensilios de
cocina o las superficies de procesamiento de alimentos puedan entrar en
contacto con el producto o bien ser contaminados por el mismo.

7. Marcar las zonas tratadas, cuando el producto se utiliza en zonas públicas,
durante el periodo de tratamiento y una señal explicativa debe informar sobre
el riesgo de envenenamiento primario y secundario de los anticoagulantes
así como sobre las medidas de primeros auxilios.
 
FUENTE: Anecpla

Mapa